José Manuyama

Professor de origem indígena Kukama em Iquitos, na Amazônia peruana. É um intelectual em movimento, protagonista de lutas cidadãs na comunidade onde vive.

El despertar del pueblo peruano frente a Dina Boluarte

Protestos no Peru contra Dina Boluarte e a repressão policial. Foto: Musuk Nolte / Amazônia Latitude

Tarde o temprano Dina Boluarte renunciará a la presidencia del Perú. Es cuestión de horas, aunque ella quiera alargar su triste y espantoso paso como cabeza del Poder Ejecutivo peruano.

Tras su discutible conducción como Jefe de Estado, tomó las peores decisiones que se pueda esperar de una estadista, que se evidencia en más de medio centenar de muertes de civiles a vista de todos, casi como ejecuciones extrajudiciales, grabadas por muchas cámaras de ciudadanos, convertidos en ocasionales testigos.

Según una encuesta realizada por el Instituto Ipsos, más del 70% de la población rechaza la gestión de la actual mandataria peruana, que se complementa con las fuertes protestas que surgen en todo el país exigiendo su renuncia, especialmente en el sur del Perú.

La etimología de la palabra democracia significa “gobierno del pueblo”, algo que en el Perú esta premisa claramente no se cumple, y convierte automáticamente a la gestión de Dina Boluarte como un régimen de facto dictatorial y sostenido aparentemente por una cúpula policial-militar, un Congreso deleznable, el poder económico y los principales medios de comunicación peruanos.

En Perú, cada vez que asume un nuevo gobierno de cualquier nivel del Estado, tenemos la impresión de que éste será peor que su antecesor, a pesar de que algo de esperanza tengamos a que no se cumpla la tendencia. La muestra es el actual Congreso de la República, que tiene más del 90% de desaprobación y rechazo.

La falta de legitimidad de Dina Boluarte le vino por extensión de este deslegitimado poder del Estado. La mayoría de los congresistas no solo obstruyeron, sino que inventaron cualquier pretexto para vacar al expresidente Castillo.

Habiéndose consumado una vacancia exprés sin el debido proceso y provocado por el intento de golpe de este mandatario, no tuvieron mejor reacción que celebrar una frenética victoria que fue percibida como un contragolpe por gran parte de la población peruana. Fue visto como la consumación mayor de la segregación a que fue sometido durante su mandato el anterior presidente.

Hoy, a poco más de un mes desde que asumió Boluarte, hay una población que reclama su renuncia y exige una nueva junta directiva del Congreso, cuyo nuevo presidente se encargue de convocar a elecciones en éste mismo año. Todo está paralizado hasta el momento. La única salida inmediata viable a la crisis es la renuncia de la mandataria.

Hay momentos en la historia donde los pueblos se hartan de las burlas y los abusos y exigen respeto. Los medios de comunicación en general se concentran en las protestas como actos irracionales que deben ser reprimidos. Pero no señalan que éstas son consecuencias de violencias consuetudinarias no resueltas y, precisamente, hoy el símbolo auténtico de esa injusticia es la presidenta Dina Boluarte y el Congreso.

Los que vandalizan a la Constitución, a las leyes, al verdadero Estado de Derecho, los que disparan contra los ciudadanos civiles que protestan son ellos y sus aliados. El pueblo solo se defiende.

Quizás la solución mencionada no resuelva los problemas de fondo, pero sí sería el retorno a la “normalidad” preexistente. Como un amanecer selvático potente, luminoso, fresco en las calles, en el llanto de quienes han perdido sus queridos, en los gritos de los jóvenes se abre paso un nuevo país donde las viejas demandas de igualdad, justicia, inclusión cultural puedan alcanzarse.

José Manuyama es un profesor de origen indígena kukama en Iquitos, ciudad en la Amazonía peruana. Es un intelectual en movimiento, protagonista de luchas ciudadanas en la comunidad en donde vive. También es uno de los personajes del documental “Pisar Suavemente en la Tierra”, dirigido por Marcos Colón, en el que líderes indígenas narran las amenazas del capitalismo a sus territorios.
Los columnistas son libres de expresar opiniones personales. Este texto no refleja necesariamente el posicionamiento de Amazônia Latitude.
Print Friendly, PDF & Email

Você pode gostar...

Translate »